¿Cómo elegir manillas y herrajes de puertas de interior?

¿Cómo elegir manillas y herrajes de puertas de interior?

En el momento en que pintamos las puertas de nuestra casa o hacemos pequeños cambios en los diseños de las mismas, la casa parece haberse transformado, se ilumina e incluso parece que hubieras hecho un cambio radical en la decoración, si tenían un estilo antiguo automáticamente se ven mucho más modernas.

Cerrajeros que suelen instalar esta marca de sistemas de seguridad, comentan que de igual forma pasa con las manillas y el herraje de cada una de nuestras puertas, incluso cambiar pequeños detalles como estos pueden hacer una gran diferencia en la apariencia de nuestro inmueble.

Lo más importante en estos cambios de elementos es lograr un equilibrio o acoplamiento de cada uno en cuanto a su función y forma, pero al mismo tiempo no podemos olvidar que el diseño debe ser el adecuado según tu tipo de puerta y el resto de la decoración del lugar.

¿Cómo elegir manillas y herrajes de puertas de interior?

Consejos para elegir la manilla o el herraje de la puerta

Utilidad y tipo de puerta donde se instalará: las manillas sin cerraduras son perfectas para puertas que no posean sistema de bloqueos, el modelo que posee condena es idóneo para puertas que se abren desde adentro y las cerraduras accesibles se puede abrir y cerrar por ambos lados con cualquier sistema de cierre.

Tipo de manilla: encuentras modelos en forma redonda de un estilo manivela, los modelos con placa poseen un solo soporte y la manilla de roseta viene con dos soportes.

Medidas: la distancia entre la manilla y la cerradura se debe respetar en su totalidad, para que se acoplan todas sus funciones.

Materiales: podemos encontrar manillas desde el estilo retro hasta el moderno, y manillas tanto para puertas de madera, porcelana o cristal, además la apertura de la puerta dependerá principalmente del modelo de la manilla.

Manillas según el tipo de habitación

Puerta del baño: comúnmente se utiliza una manilla con cerrojo de condena, este tipo de herraje permite que en el caso de alguna emergencia se pueda desbloquear la cerradura desde afuera, solo se necesitará de un destornillador, gancho o moneda, estas manillas también se les conoce como puertas de aseo o de cuarto de baño.

Habitaciones infantiles: se recomienda el uso de manilla de placa sin perforación o de placa completa, este tipo de manilla está unida a una roseta y en algunos casos se puede añadir una cerradura, pero en su mayoría conseguirás todo este sistema por separado.

Habitaciones principales o privadas: para este tipo de espacios podemos optar por un modelo de cerradura de gorja, manteniendo así la protección y privacidad que necesitamos en este tipo de espacios.

Especialistas que han instalado Cerraduras Dorcas, comentan que si deseas actualizar el estilo de tu puerta sin la necesidad de cambiarla en su totalidad o quieres cambiar de puerta, pensar en el herraje y la manilla es un dispositivo imprescindible en las mismas.

Asimismo, es importante resaltar que el diseño que elijas para tu puerta sea de una buena marca y que exista la posibilidad de encontrarla en el futuro, porque en el caso de que tengas que cambiar alguna pieza será imprescindible que sigas encontrando el mismo modelo a pesar del tiempo que pase.

 

Rubén Sebastian Alba

error: Content is protected !!